Las empresas del curtido también tendrán delegados o delegadas de medio ambiente, "una figura de consenso que hay que potenciar", según CCOO

  • El sindicato cree que se trata "de una herramienta de intervención muy importante" puesta en manos de los trabajadores y trabajadoras

La figura del delegado o delegada de medio ambiente se está extendiendo en el ámbito de la negociación colectiva. El último convenio que ha conquistado esta valiosa herramienta de participación de los trabajadores y trabajadoras ha sido el del curtido, que acaba de firmar CCOO de Industria. A partir de ahora colaborarán con las empresas del sector en la mejora de la acción medioambiental y controlarán el cumplimiento de la normativa. Se suman así a los delegados de medio ambiente que ya había reconocido los convenios de la química, del plástico de Valencia o de grandes empresas como Repsol, Fertiberia y Michelin.

17/06/2016. Madrid

Colaborar con la empresa en la mejora de la acción medioambiental; promover y fomentar la participación de los trabajadores y trabajadoras en el cumplimiento de la normativa; proponer la adopción de nuevas medidas para reducir los riesgos y colaborar en el diseño y desarrollo de las acciones formativas. Esas son las funciones que tendrán a partir de ahora los delegados y delegadas de medio ambiente de las empresas del curtido, según lo explica el artículo 67 del convenio colectivo del sector que CCOO de Industria firmó recientemente. También controlarán si se cumple la normativa de medio ambiente y las políticas y objetivos medioambientales que la empresa establezca.

"Es una figura de consenso interno que hay que potenciar". Paco Blanco, responsable de Medio Ambiente de CCOO de Industria, valora de esta manera la extensión de este tipo de herramientas. "Lo que medioambientalmente no hagamos desde la acción sindical y desde la negociación colectiva, lo van a hacer otros", añade, en clara referencia a las organizaciones ecologistas. Por eso recuerda que, de lo que se trata, "es de incorporar a nuestra operativa sindical la exigencia de que las empresas se adapten permanentemente a los estándares medioambientales".

De lo que no hay duda, apunta el sindicalista, es de que se trata "de una herramienta de intervención muy importante" puesta en manos de los trabajadores y trabajadoras, que les permite "anticiparse a situaciones de conflicto que pudieran producirse".

Paco Blanco explica que en estos momentos la Confederación Sindical de CCOO está actualizando y completando el informe en el que CCOO de Industria venía trabajando desde hace tiempo. Un estudio "exhaustivísimo" que se hará público en el mes de septiembre. Recopila los avances que se han producido en el campo de la negociación colectiva y los mecanismos de participación medioambiental que se han puesto en marcha en las empresas durante los últimos años. 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.