Górriz asegura, ante quienes se encargan de la negociación colectiva en CCOO de Industria, que se alcanzará un acuerdo con la CEOE "si se pacta una subida salarial igual o superior al 1%"

  • El secretario confederal de Acción Sindical desgrana la situación en la que se encuentra la negociación del ANC y reconoce que "el acuerdo es importante para las empresas donde no hay músculo sindical"

"Si cuando se vislumbra una ligera recuperación económica la patronal plantea la misma política salarial que discutimos en plena crisis, será imposible que alcancemos con la CEOE un acuerdo sobre negociación colectiva". El secretario de Acción Sindical de CCOO resumió con estas palabras el punto en el que se encuentra la negociación del III Acuerdo Interconfederal para el Empleo y la Negociación Colectiva ante quienes llevan esta materia en CCOO de Industria. Ramón Górriz, que apuesta por el acuerdo, advierte que "si no se aumentan los salarios no se reactivará la economía".

20/03/2015. Madrid
El secretario de Política Sindical de CCOO de Industria y el Acción Sindical de CCOO

El secretario de Política Sindical de CCOO de Industria y el Acción Sindical de CCOO

En estos momentos, y para terminar de dar forma a sus propuestas, buena parte de las comisiones negociadoras de los convenios colectivos estatales, provinciales y de empresa del ámbito de CCOO de Industria se encuentran a la espera de conocer si los sindicatos y la patronal alcanzan finalmente el III Acuerdo sobre Negociación Colectiva. Por eso, para saber en qué momento se encuentra la negociación y cuáles son los obstáculos que han surgido, el miércoles se celebró en Madrid un plenario de Acción Sindical de CCOO de Industria al que acudió Ramón Górriz, una de las personas que negocia el acuerdo con la CEOE, en representación de este sindicato.

El secretario confederal de Acción Sindical, que llegó a asegurar que "el convenio es tan importante como la ley porque es una fuente de derechos", explicó que CCOO se había propuesto alcanzar cuatro objetivos cuando se retomó el diálogo social en el ámbito de la negociación colectiva. Aseguró que en lo acordado hasta la fecha "se recoge el tema del empleo de calidad y que el contrato a tiempo parcial sea la alterativa a las horas extraordinarias"; que el convenio sectorial "estructure y vertebre" la negociación colectiva; y la necesidad de que patronal y sindicatos se pongan de acuerdo sobre la ultractividad, para que "a un convenio siempre le sustituya otro".

Fue en el capítulo del incremento salarial, aclaró Ramón Górriz a los responsables de negociación colectiva de CCOO de Industria, donde se detuvieron las negociaciones a finales del mes de enero, a la espera de conocer cómo se cerraba el acuerdo que CEOE, sindicatos y Gobierno estaban negociando en paralelo sobre formación para el empleo.

Ahora que parece que este acuerdo está cada vez más cerca, sólo queda saber si la patronal está dispuesta a aceptar la propuesta que CCOO y UGT habían puesto sobre la mesa sobre el incremento salarial que deben recoger los convenios colectivos durante los próximos años.

Los dos sindicatos proponen, explicó Górriz, un alza salarial del 1% para 2015 y, "si el PIB crece un 2%", que la subida se sitúe en el 1,5%. Para 2016, CCOO y UGT proponen que los salarios aumenten de un 1,5 a un 2% y que, si la riqueza nacional crece por encima del 2,5% en 2015, la subida sea superior. Para 2017 se plantea tomar como referencia económica el PIB que se haya registrado un año antes y el cuadro macroeconómico del Gobierno para ese ejercicio.

El secretario confederal de Acción Sindical cree que "hay margen para que los salarios suban" porque los costes salariales unitarios han retrocedido en España 18 puntos en estos años, mientras en Europa solo han caído tres puntos. "Por eso tenemos mucho margen para subir los salarios". En opinión de Górriz es una prioridad absoluta en un país en el que el 25% de la población está en riesgo de pobreza y donde "tener trabajo no significa poder abandonar la pobreza".

Cuando el secretario de Política Sindical de CCOO de Industria tomó la palabra, se comprometió a trasladar esta información al conjunto de la organización. Desde el área que dirige Tomás Díaz se coordinará la negociación de los convenios, sea del ámbito que sean, bajo estos parámetros.

También explicó que la federación ya se está trabajando, junto a la Confederación y a otras organizaciones afectadas, para poner límites a los convenios multiservicios que se extienden como una mancha de aceite por las empresas del sector. La proliferación en el mercado de empresas de externalización supone el debilitamiento de las condiciones de trabajo en las empresas principales, la reducción de los salarios y de los derechos labores.  
 
Cruda realidad
 
Antes de entrar a valorar el punto en el que se encuentra la negociación del ANC, Ramón Górriz quiso poner varios datos sobre la mesa. Aseguró primero que "la negociación colectiva no tiene nada que ver con la del pasado"; lamentó después que la reforma laboral "vino para quedarse" y recordó por último que los datos son crueles. En 2012 se negociaron 4.300 convenios que afectaron a más de diez millones de trabajadores y trabajadoras y dos años después, en 2014, se negociaron 1.932 convenios colectivos, que regularon las condiciones laborales de tan solo 5,2 millones de personas.

En estos años de crisis económica, apuntó el secretario de Acción Sindical de CCOO en el transcurso del plenario, "se han devaluado los salarios y se ha incrementado el poder empresarial". Por primera vez en la historia, añadió Górriz, los trabajadores con contrato a tiempo parcial y temporal "superan a los que tienen contrato fijo y empleo estable". Además, "no es que crezca el empleo", recordó. "Lo único que sucede es que se está repartiendo el poco trabajo que existe".

Górriz completó esta batería de cifras con la confirmación de que durante la crisis no han dejado de aumentar las horas extraordinarias que realizan los trabajadores y trabajadoras y que la afiliación a la Seguridad Social se produce en servicios o en actividades estacionales, "no en sectores industriales, ni con alto valor tecnológico".

El secretario confederal adelantó también las conclusiones de un informe que CCOO publicará en los próximos días. Demuestra que en nuestro país "se extiende el modelo de bajos salarios y precarización total" y que se ha recuperado el concepto de pobreza salarial. "Tener trabajo ya no significa poder abandonar la pobreza", lamentó.  

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.