Firmado el Convenio Agropecuario para 2017 y 2018 de la provincia de Zaragoza

    CCOO de Industria, UGT FICA, UAGA, ARAGA y ASAJA explicaron en rueda de prensa conjunta las principales novedades de este convenio y los retos a los que se han emplazado para dignificar el sector del campo, tanto para los empresarios como para los asalariados, y para potenciar el desarrollo rural.

    13/03/2018. CCOO de Industria de Aragón
    Representantes de CCOO, UGT UAGA, ARAGA y ASAJA

    Representantes de CCOO, UGT UAGA, ARAGA y ASAJA

    El pasado viernes 9 de marzo, las organizaciones sindicales CCOO Industria y UGT FICA y las asociaciones empresariales UAGA, ARAGA y ASAJA firmaron el texto del Convenio, tras haber sido ratificado el preacuerdo por las cinco organizaciones que han participado en la negociación, y tras salir del bloqueo en el que se encontraba desde principios de 2017. Por parte de CCOO, el preacuerdo había obtenido el visto bueno de los delegados de CCOO del sector, que habían sido convocados en Asamblea el 20 de febrero.

    Tras la firma, en la sede de CCOO en Zaragoza el viernes 9 de marzo, se realizó una rueda de prensa conjunta, en la que se informó a los medios de comunicación de los principales contenidos del acuerdo, así como de las expectativas a futuro.

    Por parte sindical se puso en valor la recuperación de poder de compra que suponen los incrementos salariales del 1,5% en 2017 y del 1,3% en 2018, con clausula de revisión, y varias mejoras en la contratación, como la definición del contrato fijo discontinuo y la potenciación de su utilización, el compromiso de la limitación del uso de ETTs y la no utilización de aquellas que vienen incumpliendo sistemáticamente la legalidad y ya han sido sancionadas, así como la obligación de las empresas de facilitar los contratos suscritos a los sindicatos firmantes y la obligación del alta en Seguridad Social previa a la contratación, medidas que van a dar transparencia y garantías de legalidad.

    También para los Sindicatos firmantes es importante la conversión de categorías en grupos profesionales, que supone la adecuación a la legalidad, y la creación de la Comisión de Igualdad en un sector muy masculinizado, así como la Comisión de Seguimiento, ésta última con la importante tarea de negociar e implantar un sistema de registro horario que de garantías a los trabajadores y trabajadoras.

    Por su parte, los representantes de las asociaciones empresariales mostraron su satisfacción por el resultado pues, a pesar de los problemas de mercado y climatológicos de los últimos años (el excedente y caída de precio de la fruta por el veto ruso, la sequía que padece el cereal y la fruta, y las pérdidas de cosechas por el pedrisco y la fauna salvaje), que hacen que muchas explotaciones se encuentren en situación de supervivencia, los empresarios han hecho un esfuerzo por compensar el esfuerzo que realizan los asalariados por ellos contratados, esperando que este Convenio siente las bases de una mayor cooperación en defensa del medio rural.


    En este sentido plantean que este Convenio les da seguridad jurídica a los propietarios de explotaciones (porque se determina qué es un fijo discontinuo -quienes han trabajado 75 jornadas reales al año en tres años- y porque hace norma la práctica utilizada en el sector, como el llamamiento a los fijos discontinuos a través del móvil).


    Asimismo las asociaciones empresariales están muy interesadas en ir trabajando hacia un Convenio del Campo de ámbito regional, pues hay explotaciones agropecuarias que están ubicadas en dos provincias, y por tanto los trabajadores están trabajando alternativamente en tierras de distintas provincias, y por eso es imprescindible que las condiciones salariales y laborales se homogeneícen en todas las provincias.

    En resumen, las asociaciones empresariales consideran que, a pesar del esfuerzo titánico por ponerse de acuerdo, este Convenio va a conseguir un equilibrio consistente por un lado en erradicar prácticas abusivas hacia los trabajadores y que tanto perjudican la imagen del Campo, a la vez que no se reconocen derechos laborables inalcanzables.

    Ana Sánchez, en representación de CCOO, manifestó que coincide plenamente en la pretensión empresarial de ampliar el ámbito geográfico del Convenio, y de hecho en otros sectores ya se están alcanzando Acuerdos Marco, como el AMIMA (Acuerdo Marco para la Industria del Metal), que acabará siendo un convenio de carácter autonómico.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.