Urge reformar en profundidad el mercado energético español

  • Fruto de un intenso debate interno, CCOO de Industria publica el informe “Un nuevo modelo de transición energética”, que recoge una batería de propuestas sindicales de actuación

La situación de la energía en el país, las veleidades del nuevo Gobierno sobre el modelo energético y la posición del sindicato ante las conclusiones de la Comisión de Expertos sobre Transición Energética. Estas son las cuestiones que recoge el último informe que ha elaborado CCOO de Industria. El documento también incluye sus propuestas de actuación y el criterio que defiende la federación sindical europea IndustriAll.

01/10/2018. CCOO de Industria

“Un nuevo modelo de transición energética” es el título del informe que acaba de elaborar el Área de Estrategias Sectoriales de CCOO de Industria. Recuerda la política energética que esta federación sindical tiene diseñada desde el año 2013 y recoge una batería de propuestas sindicales de actuación en asuntos energéticos y medioambientales. Sus principales conclusiones son estas:

- La renuncia de España, durante las últimas décadas, a la apuesta por una energía duradera, accesible, segura y barata, como pilar esencial para el desarrollo de la política industrial, incidiendo en su consolidación.

- La escasa investigación e ineficacia de la planificación energética que se viene produciendo, dada la falta de coordinación en esta materia entre la administración central y las autonómicas y locales.

- Al acometer los déficits estructurales del sistema energético, conviene acertar en la coordinación entre política industrial y política energética para reducir costes, generar actividad y crear empleo.

- Diversificar las fuentes de energía, reducir el riesgo de falta de suministro y proporcionar flexibilidad para afrontar las variaciones de la demanda, al contribuir a reducir la dependencia excesiva.

- Elaborar un mapa energético en función de las necesidades colectivas de eficiencia y ahorro, conjugando intereses y necesidades territoriales y locales, ordenando el desarrollo territorial e industrial.

- Para determinar el mix energético, habría que considerar que existen tecnologías que no se aplican por la falta de políticas financieras de las empresas. Se requiere intensificar las inversiones necesarias y exigir al mismo tiempo, para su realización, la aportación pública del Estado.

- Reordenar el sector implica aprovechar las energías autóctonas que contribuyen a reducir el elevado coste de las importaciones de combustibles fósiles (37.000 millones euros al año y cien millones al día).

- El mercado energético -en particular el eléctrico- necesita con urgencia de una reforma en profundidad para reducir costes de la energía por unidad de producto en el conjunto de la economía española.

- Todas las fuentes energéticas caben en este proyecto hasta conseguir mecanismos tecnológicos que puedan facilitar una transición hacia un modelo más limpio y eficiente, preservando el empleo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.