El proyecto CENOFIA ofrece una útil herramienta para analizar las memorias de sostenibilidad, fundamentales para el sindicalismo del siglo XXI

    CCOO de Industria ha participado en el proyecto CENOFIA (Curriculum for Further Education of European Non-Financial-Information Analysts), impulsado por ISTAS-CCOO, junto con otras organizaciones sindicales de Italia, Alemania, Lituania, Letonia y Hungría y financiado por la Unión Europea. Se centra en la identificación y documentación de las competencias necesarias para analizar la información no financiera de las empresas.

    04/10/2018. CCOO de Industria
    Una veintena de personas expertas participaron en el proyecto

    Una veintena de personas expertas participaron en el proyecto

    Una veintena de personas expertas se seleccionaron para participar en el proyecto CENOFIA. En representación de CCOO de Industria acudió Alberto Ruiz, compañero de Siemens-Gamesa que desde hace años colabora en temas de responsabilidad social corporativa (RSC).

    Puso a disposición de quienes participaron en el proyecto su experiencia en la acción sindical en relación con los análisis de la memoria de sostenibilidad de su empresa. El Acuerdo Marco Internacional que firmó la multinacional con UGT, CCOO de Industria e IndustriALL Global Unión ofrece un marco idóneo para tratar los temas relativos a la RSC a nivel global. Este trabajo sindical no lo realizaba ninguna de las organizaciones sindicales presentes en el proyecto.

    En CCOO de Industria sí se hace desde hace años no solo en Siemens-Gamesa, también en Inditex y en el Grupo Repsol.

    CCOO de Industria dispone ahora de una útil herramienta para los comités de empresa y para las estructuras sindicales a la hora de analizar las memorias de sostenibilidad y esto supondrá un salto de calidad en la actividad sindical en temas de responsabilidad social corporativa, un elemento clave y transversal en el sindicalismo del siglo XXI.

    ¿Qué es y para qué sirve el informe no financiero?

    La directiva 2014/95/UE, transpuesta al ordenamiento interno por el RD 18/2017, exige la presentación un informe no financiero a las grandes empresas y entidades de interés público y que tengan una plantilla de 500 o más trabajadores y trabajadoras y unos activos de veinte millones de euros, una cifra de negocio consolidada superior a los 40 millones anuales o que el número medio de empleados durante el ejercicio supere los 250 trabajadores.

    Estas obligaciones de información que afecta aproximadamente a 6.000 grandes empresas y grupos en la UE, implicará que las empresas deberán mejorar la transparencia. Incluyendo información no financiera relacionadas con cuestiones medioambientales y sociales, en materia de personal, derechos humanos y de lucha contra la corrupción y el soborno. Esta norma abre un espacio de participación sindical importante. CCOO de Industria exige desde hace años que las memorias de sostenibilidad dejen de ser concebidas como meros instrumentos de marketing, esta ley es un paso adelante en este camino.

    Para ser eficaces, la Representación Legal de los Trabajadores debe estar informada y formada adecuadamente para poder abordar, analizar y extraer conclusiones para la acción sindical de las memorias de sostenibilidad. El impacto de la normativa sobre información no financiera en las relaciones laborales dependerá en gran medida de las demanda de participación de los representantes de los trabajadores en la preparación y elaboración de estos informes.

    En la propuesta de modificación del RD que se está discutiendo en el Parlamento, Podemos plantea exigirlo a empresas de más de 250 trabajadores y que pertenezcan a algunos de los siguientes sectores: energético, construcción, extractivo, químico, financiero.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.