Quienes trabajan en Vall Companys dan un paso al frente, paran la producción y exigen el fin del fraude y de la precariedad

  • Es un éxito la huelga que CCOO ha convocado en los mataderos del grupo cárnico. El sindicato reclama que acabe con los falsos autónomos y cumpla la resolución de la Inspección de Trabajo

CCOO ha conseguido parar la producción de los mataderos que el grupo cárnico Vall Companys tiene en Lleida, Cuenca y Ciudad Real. Los trabajadores y las trabajadoras de la plantilla principal, de las contratas y de las falsas cooperativas entendieron los motivos para secundar la huelga. En Zaragoza el seguimiento del paro fue algo menor. Lamentablemente, en este centro de trabajo surtieron efecto las amenazas de la empresa, las coacciones de las cooperativas y las dificultades que puso el sindicato que tiene la mayoría de la representación.

06/11/2018. CCOO de Industria
Imágenes de la huelga en los mataderos de Valls Companys

Imágenes de la huelga en los mataderos de Valls Companys

de la industria alimentaria, incumple la resolución de la Inspección de Trabajo y se niega a incorporar a su plantilla a los 2.500 falsos autónomos que trabajan para ella y que proceden de Servicarne, una falsa cooperativa de trabajo asociado. La situación ha acabado con la paciencia de los trabajadores y trabajadoras. Quienes trabajan en los mataderos que el grupo cárnico tiene en Lleida (Avidel y Serese), Cuenca (Frivall) y Ciudad Real (Frimancha) secundaron masivamente la huelga de 24 horas que CCOO había convocado para hoy en todos los centros productivos.

CCOO es consciente de que la huelga era compleja. Sin embargo, el sindicato está muy satisfecho con el resultado de la protesta. El balance es más positivo de lo esperado teniendo en cuenta que una parte importante de las personas que estaban llamadas a secundar la huelga eran falsos autónomos. La gente ha dado un paso al frente y ha dado un toque de atención a una empresa que debe reconsiderar su modelo de negocio basado en la precariedad.

La producción se paró al 100% en los dos mataderos de Lleida. Se sumaron a la huelga de Vall Companys tanto el personal que la empresa tiene en nómina, como los trabajadores y trabajaras de las contratas y de las personas asociadas a las falsas cooperativas como Servicarne. En Frimancha la situación fue muy parecida y el seguimiento fue multitudinario. En Frivall el paro fue selectivo. CCOO superó la adversidad y consiguió que las plantillas entendieran que hoy era importante parar la producción para garantizar un futuro sin fraude ni explotación.

En el matadero Cinco Villas (Zaragoza) el seguimiento de la huelga fue algo menor. A las amenazas de la empresa se sumaron las piedras en el camino que puso UGT, sindicato que tiene la mayoría de la representación y que no apoyó la convocatoria de huelga.

Vall Companys basa su modelo de negocio en el fraude y en la precariedad. CCOO denuncia que se trata de un entramado de contratas y subcontratas con el que hay que acabar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.