El despido de dos trabajadores enfermos de BSH Electrodomésticos confirma que urge acabar con la reforma laboral

  • El mercado laboral continúa desangrándose mientras España está pendiente del debate de investidura. CCOO exige al Gobierno que derogue la norma para volver a recuperar derechos

Una de las primeras cosas que debe hacer el Gobierno cuando deje de estar en funciones es derogar la reforma laboral. Así lo demuestra el despido de dos trabajadores de BSH Electrodomésticos por el único delito de estar enfermos. La multinacional alemana ha aplicado a rajatabla la normativa y ha puesto de patitas en la calle a dos de sus operarios por no tener una salud de hierro. No hubo expedientes disciplinarios, sanciones, ni actitudes reprochables. Solo una carta de despido por ausentarse de la empresa durante un tiempo que la Ley considera excesivo.

22/07/2019. CCOO de Industria
.

.

La reforma laboral de Rajoy impuso el despido por absentismo. Si durante dos meses un trabajador o trabajadora tiene la mala fortuna de cogerse un par de resfriados y pasar alguna gastroenteritis que le mantiene en la cama durante unos días, puede perder su empleo. También podrán mandarle a la cola del paro si por bajas médicas justificadas se ausenta de su puesto de trabajo el 25% de las jornadas hábiles durante cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de doce meses. Eso es lo que les ha ocurrido a dos trabajadores de la planta que BSH Electrodomésticos tiene en Zaragoza. Estar enfermos les ha puesto de patitas en la calle.

El comité de empresa de la fábrica de Montañana entiende que lo que ha ocurrido es un verdadero ataque a la clase trabajadora. Por eso ha convocado dos horas de huelga en la factoría el martes 30 de julio y una concentración a las 13 horas en la Plaza de España de Zaragoza. La sociedad tiene que saber que la empresa que fabrica los electrodomésticos Balay aplica a rajatabla la reforma laboral y despide a sus trabajadores y trabajadoras cuando están enfermos.

CCOO denuncia que no todo vale para reducir el nivel de absentismo. La forma más rápida y barata es despedir para sembrar el miedo entre la plantilla, un arma muy poderosa. Perseguir y culpabilizar a los trabajadores y trabajadoras no es el camino a seguir. A BSH no le importa que su personal acuda a trabajar enfermo o medicado, ni que se deje en fisioterapeutas parte de su sueldo. Solo quiere completar la cadena de producción y atemorizar a quienes ya tienen suficiente con estar enfermos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.