Sube el paro agrario en julio y se confirma lo que ya reveló la EPA: las personas trabajadoras dejan el sector

    El paro agrario se situó en 149.499 personas en julio y registró un incremento del 1,11% (1.646). En relación con el último año, 3.732 se quedaron en desempleo, un 2,41%. Estos datos ponen de manifiesto que continúa la salida de personas trabajadoras del sector, la gran fragilidad del empleo agrario, la alta rotación laboral y la elevada masculinización.

    02/08/2019. CCOO de Industria
    El desempleo agrario se situó en las 149.499 personas en julio

    El desempleo agrario se situó en las 149.499 personas en julio

    Los datos registrados por las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) confirman que el desempleo agrario se incrementó en julio en ocho comunidades autónomas donde el sector agropecuario tiene una especial importancia: Andalucía (688), Aragón (509), Catalunya (102), Extremadura (973), Murcia (167), Navarra (39) y País Valencià (230). Por el contrario, cayó en Asturias (66), Illes Balears (2), Canarias (211), Cantabria (50), Castilla y León (227), Galicia (227), Madrid (51), Euskadi (18) y La Rioja (44).

    El desempleo agrario se situó en las 149.499 personas en julio y registró un incremento del 1,11% (1.646). En relación con el último año, bajó en 3.732 personas, un 2,41%. Desde 2015, este es el año en el que el paro del sector primario experimenta el mayor incremento frente al mes anterior y el menor descenso en la comparativa interanual. 210.568 personas buscan empleo, 4.854 más que en junio y 6.899 menos que hace un año (3,17%).

    36.918 personas extranjeras se encuentran en desempleo en el sector, 917 más que en junio (2,55%) y 1.753 menos que doce meses antes (4,53%). Proceden de países de la Unión Europea 16.053 (el 43,48%) y 20.865 de otros países (56,52%).

    Los datos del paro agrario del mes pasado y los que mostró la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer y segundo trimestre de 2019, corroboran que se acentúa la salida de personas trabajadoras por la situación estructural del sector.

    España asiste a una “californización” del mercado de trabajo agrario, ya que las actividades menos cualificadas las realizan personas inmigrantes que proceden de la Unión Europea, que tienen un permiso de trabajo o que fueron contratadas en sus países de origen. Así sucede en la campaña de la fruta de Catalunya y Aragón y en la de la fresa y los frutos rojos de Huelva.

    Ante esta situación, CCOO de Industria volverá a plantear al nuevo Gobierno que es necesario tener un contrato por escrito en cualquier relación laboral que se produzca en el sector agropecuario y establecer idénticos mecanismos de alta y baja en el Sistema Especial Agrario y en el Régimen General de la Seguridad Social.

    CCOO también es firmemente partidaria de eliminar las discriminaciones que se producen en la protección por desempleo. Están más y mejor protegidos los eventuales que los fijos-discontinuos, lo que impide transformar los empleos temporales.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.