CCOO de Industria lanza una campaña para luchar contra la utilización fraudulenta de las prácticas laborales y no laborales

  • Distribuirá entre los centros de trabajo de todo el país 15.000 guías para delegados y delegadas y cinco mil carteles

“¿Te llaman becario o becaria?, ¿chico o chica de prácticas?”. Esa es la frase que aparece en los carteles que forman parte de la campaña que CCOO de Industria acaba de poner en marcha para facilitar la labor que sus delegados y delegadas llevan a cabo cuando atienden a las personas que realizan prácticas laborales y no laborales en las empresas. Acaba de repartir por todo el país quince mil guías informativas y cinco mil carteles con los que inicia su particular batalla para acabar con unas prácticas que son abusivas.

05/10/2016.

Desde hace tiempo, CCOO de Industria viene observando que cada vez son más las empresas que recurren a la figura de las prácticas en sus distintos formatos para obtener una mano de obra barata y sin derechos. Por eso, ha decidido poner en marcha una campaña informativa de la que forman parte una guía para delegados y delegadas y carteles para pegar en los tablones de anuncios.

Con la edición del folleto informativo, la Secretaría de Mujer e Igualdad de CCOO de Industria pretende que la representación legal de los trabajadores y trabajadoras puede identificar las situaciones que no se ajustan a la normativa laboral y realizar una acción sindical eficaz en su centro de trabajo. “Se trata de garantizar que estas fórmulas se utilizan para favorecer la cualificación profesional”, apunta la guía. En caso contrario, añade el documento, “nuestra acción sindical deberá encaminarse a regularizar la situación laboral en el marco del contrato de trabajo adecuado”.

La guía, de consulta rápida, enumera los pasos que debe seguir todo delegado o delegada para realizar una acción sindical eficaz y describe cuáles son las modalidades de prácticas que existen.

CCOO de Industria anima a sus delegados y delegadas a averiguar si existen personas realizando prácticas en sus empresas, a conocer las condiciones en las que las realizan y a solicitar a la empresa la información que les será útil para determinar si se trata o no de una práctica abusiva: copia de los convenios suscritos, de las condiciones de las personas que hacen prácticas, de las ayudas recibidas, de los contratos formativos y de las altas en la Seguridad Social, si procede, así como las condiciones y cuantía de las becas.

En la guía también se sugiere a la representación legal de los trabajadores y trabajadoras comprobar que se cumplen los requisitos formativos, contactar con las personas que realizan prácticas y asegurarse de que las no laborales son formación y no empleo. Por último, recoge qué pasos habría que dar para garantizar que se mejoran las condiciones de las personas en prácticas y qué aspectos se deben incorporar a la negociación colectiva.

El póster de la campaña lanza un mensaje claro: si te llaman becario o becaria, o chico o chica de prácticas, tienes derechos. Infórmate, exige tus derechos, participa en CCOO.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.