EL INSS RECONOCE COMO ENFERMEDAD PROFESIONAL UN CÁNCER A UN TRABAJADOR DE LA FUNDICIÓN FUDIKE, S.L.U.

    Según informe de OSALAN desde el año 2013 al año 2017, en la plantaactual de FUNDICIONES FUDIKE, no hay ninguna medición deexposición a SILICE que tenga un resultado ACEPTABLE. No hayninguna medición en el caso del Cromo y el Níquel, a pesar de sercomponentes del acero inoxidable.

    12/07/2019.
    Kontuz!

    Kontuz!

    El INSS ha emitido resolución reconociendo a J.R.B.A. operario de la empresa
    FUDIKE, S.L.U. durante un total de 17 años, inicialmente en la antigua planta
    de Tolosa y, después del traslado, en la planta de Ibarra y que murió por un
    carcinoma pulmonar en agosto del 2018.


    CCOO, en nombre del trabajador, solicitó a OSALAN una investigación sobre la
    vinculación de su enfermedad, carcinoma pulmonar, con su puesto de trabajo,
    en base a las condiciones laborales descritas por el propio trabajador sobre
    cómo desarrollaba sus tareas y a los antecedentes de otros compañeros suyos
    afectados de dolencias similares y de la misma edad. Todos ellos trabajaron
    primero en la antigua planta de Tolosa y después en la actual de Ibarra.


    Cuando se abrió esta investigación, FUDIKE, S.L.U. no pudo aportar a
    OSALAN ningún tipo de documentación relativa a la seguridad y salud de sus
    empleados anterior al año 2012. Por este motivo no se han podido confirmar
    las afirmaciones que hace la empresa de la existencia de medidas de
    prevención adecuadas en la planta de Tolosa. Tampoco hay datos objetivos
    que determinen cuánto polvo de Sílice había en el ambiente en dicho centro de
    trabajo.


    Durante la visita de OSALAN a la actual planta de Ibarra, se observa que hay
    sólo una nave de producción en donde todos los trabajadores comparten
    espacio, estando afectados por igual a la exposición a Sílice.

    A pesar de esto, no se hacen mediciones en todos los puestos de trabajo ni tan siquiera siendo
    conscientes de que en ningún momento el nivel de exposición a la misma sea
    ACEPTABLE para los trabajadores.


    También el técnico de OSALAN el dia de su visita advierte que se dispone de
    un único sistema de ventilación general pero que ese día, además, no cumplía
    su propósito.


    En resumen, lo que se puede extraer como conclusión de este informe es que
    la presencia de Sílice en el aire no es adecuada y, además no está controlada,
    lo que determina un incumplimiento claro del derecho de los trabajadores a una
    protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo.


    En CCOO valoramos positivamente que se le reconozca a esta persona que la
    dolencia que causó su muerte sea debida a una enfermedad profesional.
    Desde CCOO reclamamos a las empresas que se tomen más en serio su
    obligación de velar por la seguridad y salud de los trabajadores realizando una
    gestión de la prevención de riesgos laborales eficaz que proteja de forma real
    la salud de los trabajadores. En el caso de esta fundición y debido al número
    de casos que han sido ya reconocidos como Enfermedad Profesional, además,
    sería necesaria la aplicación de protocolos específicos en Vigilancia de Salud a
    los trabajadores.


    En este aspecto queremos recordar la exigencia por parte CCOO a OSALAN
    de que se ponga en funcionamiento lo antes posible un plan de vigilancia
    postocupacional de la salud para las personas expuestas a polvo de Sílice,
    similar al del amianto.

     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.