El empleo industrial se sube al carro de la actividad, sin soltar el lastre de la precariedad

    Según la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre, trabajan en el sector industrial 2.764.500 personas. Esta cifra supone un crecimiento de 41.700 empleos en los últimos doce meses (1,5%). En comparación con el primer trimestre del año, el empleo sigue la senda de la recuperación. De abril a junio la población ocupada industrial aumentó en 56.000 trabajadores y trabajadoras (2%).

    25/07/2019. CCOO de Industria
    El desempleo industrial sigue ofreciendo mayor resistencia.

    El desempleo industrial sigue ofreciendo mayor resistencia.

    Las cifras reveladas por la EPA consolidan la pauta que CCOO venía observando en otros trimestres. Por un lado se sustituyen hombres por mujeres dentro del sector. El empleo masculino aumentó durante los últimos doce meses en 15.000 personas (el 0,7%) hasta quedar en 2.030.300, mientras que el femenino creció un 3,8%, hasta alcanzar las 734.300 trabajadoras. Además, la población asalariada industrial creció en 61.200 personas en el mismo período (2,6%), lo que significa que dejaron el sector 19.500 autónomos. El empleo total aumentó en 41.700 personas.

    La temporalidad se mantiene y afecta al 19,4% de la población asalariada, si bien hace un año era del 21%. El número de temporales actuales es de 476.600, 39.100 menos que doce meses antes. La reducción de la temporalidad se produjo con más intensidad entre las mujeres, que pasaron del 21% en el segundo trimestre de 2018 al 19,4% un año después. Son 131.200 las mujeres del sector que padecen un contrato temporal y 360.800 los hombres.

    La tasa de rotación sigue como hasta ahora. Entre el 1 de abril y el 30 de junio se registraron 579.226 contratos en el sector, lo que supone que, de media, cada persona asalariada que se incorporó al trabajo en el último trimestre firmó once contratos.

    El desempleo industrial sigue ofreciendo mayor resistencia. Aumenta un 1,2% en términos anuales (dos mil personas desempleadas más que hace un año), frente a la reducción del 7,4% que experimentó la economía española. En esta ocasión, el desempleo industrial femenino se redujo en 5.100 mujeres en el último año (actualmente se sitúa en 57.400), mientras que el de los hombres aumentó en 7.100 y alcanzó los 108.200. Ambos géneros suman 165.600 personas desempleadas.

    En cuanto al relevo generacional del sector, tienen menos de 25 años 8.800 personas de las 41.700 que se han incorporado durante los últimos doce meses, el 21%.

    CCOO de Industria pone de manifiesto la urgencia de adoptar una política industrial estratégica que transcienda a los gobiernos; diseñada y consensuada a largo plazo y que resuelva los retos digitales, energéticos y ambientales a los que se comprometa la economía.

    En este escenario, CCOO reclama con insistencia un plan estratégico industrial. Es el eje esencial para afrontar los cambios que garanticen un sector industrial inclusivo y sostenible. Debe contemplar como objetivo estratégico prioritario la inserción de alta calidad en el sistema productivo global, para lo que se requiere planificar a medio y a largo plazo las inversiones en I+D+i y en capital humano. También se requiere generar competencias y habilidades sectoriales mediante un marco de relación directa entre las instituciones científicas y educativas y el sistema productivo empresarial, así como el crecimiento de la utilidad y del valor de las infraestructuras físicas y tecnológicas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.