CCOO de Industria PV, acoge con satisfacción la sentencia a favor de tres sindicalistas que fueron despedidos de manera torticera en la empresa Muelles Y Ballestas de Villareal

    "El tiempo da y quita razones" y el juzgado de lo social de Castellón así lo manifiesta en su sentencia contra la empresa MBHA.

    02/06/2020. CCOO de INDUSTRIA PV
    .

    .

    La empresa Muelles y Ballestas Hispano Alemana (MBHA) de Villareal despidió el pasado año a tres afiliados a CCOO (en su día delegados del comité de empresa), aplicando un código de conducta que modifico después de que el único sindicato (CCOO) existente en la empresa fuera “aniquilado” a través de un ERE de extinción.

    En el año 2009, la empresa Muelles y Ballestas Hispano Alemana, de Villareal, presentaba un ERE de extinción para 49 trabajadores, todos ellos afiliados a CCOO. Paradójicamente, el expediente fue aprobado por una nueva mayoría sindical que se conformó en la empresa ese mismo año y que acababa con años de supremacía sindical de CCOO en la empresa. Tras esta “limpieza” de prácticamente toda la afiliaron, otro sindicato consolidó una nueva supremacía sindical, cuyo primer acuerdo fue el de introducir en el código de conducta de la empresa que, cualquier trabajador que tuviera una condena penal, podría ser despedido por causa disciplinaria. La empresa era consciente que algunos trabajadores tenían una causa pendiente por haber participado en piquetes de huelga en la defensa de los despidos, causa que estaba presentada por la empresa y personas afines a ella.

    Diez años después de esas acciones, el juzgado de Castellón celebro en 2019, el juicio contra los 16 acusados entre los que se encontraban los tres delegados (José Juan Navarro, Julio Góngora Flores, y Fernando López Ibáñez), dictando una sentencia desproporcionada (al amparo de la ley mordaza), que condenaba a los imputados a penas de hasta 18 meses de cárcel.

    Inmediatamente después de la obtención de esa sentencia, aplicó el código de conducta que había modificado después de los hechos señalados, y despidió a los tres sindicalistas que formaron parte del comité de empresa y, como era de esperar, “el tiempo da y quita razones”.

    La empresa Muelles y Ballestas Hispano Alemana (MBHA) ha sido condenada, reconociendo la improcedencia de los despidos, teniendo que abonar más de 300.000 euros a los tres despedidos, o readmitirlos en sus puestos de trabajo.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.