Política de cookies

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación y obtener información de estadísticas de uso de nuestros visitantes. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón 'Aceptar' o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón 'Configurar cookies'

Para más información consulta nuestra Política de cookies

Configuración de cookies

Desde aquí puede activar o desactivar las cookies que utilizamos en este sitio web, a excepción de las de técnicas, que son imprescindibles. Si no selecciona ninguna opción, equivale a rechazar todas las demás cookies.

Cookies técnicas y de sesión, estrictamente necesarias

Sesión: PHPSESSID, SERVERID, Incap_ses_*_* y visid_incap_*

Permiten mantener la coherencia de la navegación y optimizar el rendimiento del sitio web, son imprescindibles

Técnica: config

Guarda la confiruación de cookies seleccionada por el usuario

Cookies de terceros

Google Analytics: _gat, _gid y _ga

Utilizamos estas cookies para obtener información de estadísticas de uso de nuestros visitantes. Están gestionadas por Google, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Facebook: _fbp

Cuando mostramos información incrustada de la red social Facebook, se genera automáticamente esta cookie. Está gestionada por Facebook, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Twitter: eu_cn, ct0, guest_id y personalization_id

Cuando mostramos información incrustada de la red social Twitter, se generan automáticamente estas cookies. Están gestionadas por Twitter, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Política de cookies

F.E. INDUSTRIA informa que este sitio web usa cookies para

  1. Asegurar que las páginas web puedan funcionar correctamente

  2. Recopilar información estadística anónima, como qué páginas ha visitado la persona usuaria o cuánto tiempo ha permanecido en el sitio web.

  3. Mostrar contenido de redes sociales, siempre relacionado con información de la organización de CCOO.

Informamos que contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a la de CCOO que podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.

A continuación encontrará información detallada sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este sitio web, cómo puede desactivarlas en su navegador y cómo bloquear específicamente la instalación de cookies de terceros.

  1. ¿Qué son las cookies?

    Las cookies son archivos que los sitios web o las aplicaciones instalan en el navegador o en el dispositivo (smartphone, tablet o televisión conectada) de la persona usuaria durante su recorrido por las páginas del sitio o por la aplicación, y sirven para almacenar información sobre su visita.

    El uso de cookies permite optimizar la navegación, adaptando la información y los servicios ofrecidos a los intereses de la persona usuaria, para proporcionarle una mejor experiencia siempre que visita el sitio web.

  2. Tipología, finalidad y funcionamiento

    Las cookies, en función de su permanencia, pueden dividirse en cookies de sesión o permanentes. Las primeras expiran cuando la persona usuaria cierra el navegador. Las segundas expiran cuando se cumple el objetivo para el que sirven (por ejemplo, para que la persona usuaria se mantenga identificada en el sitio web) o bien cuando se borran manualmente.

    Adicionalmente, en función de su objetivo, las cookies utilizadas pueden clasificarse de la siguiente forma:

    • Estrictamente necesarias (técnicas): Son aquellas imprescindibles para el correcto funcionamiento de la página. Normalmente se generan cuando la persona usuaria accede al sitio web o inicia sesión en el mismo y se utilizan para identificarle en el sitio web con los siguientes objetivos:

      • Mantener la persona usuaria identificada de forma que, si abandona el sitio web, el navegador o el dispositivo y en otro momento vuelve a acceder a dicho sitio web, seguirá identificado, facilitando así su navegación sin tener que volver a identificarse

      • Comprobar si la persona usuaria está autorizada para acceder a ciertos servicios o zonas del sitio web

    • De rendimiento: Se utilizan para mejorar la experiencia de navegación y optimizar el funcionamiento del sitio web

    • Analíticas: Recopilan información sobre la experiencia de navegación de la persona usuaria en el sitio web, normalmente de forma anónima, aunque en ocasiones también permiten identificar de manera única e inequívoca a la persona usuaria con el fin de obtener informes sobre los intereses de la persona usuaria en los servicios que ofrece el sitio web.

    Para más información puedes consultar la guía sobre el uso de las cookies elaborada por la Agencia Española de Protección de Datos en https://www.aepd.es/sites/default/files/2020-07/guia-cookies.pdf

  3. Cookies utilizadas en este sitio web

    A continuación, se muestra una tabla con las cookies utilizadas en este sitio web, incorporando un criterio de "nivel de intrusividad" apoyado en una escala del 1 al 3, en la que:

    Nivel 1: se corresponde con cookies estrictamente necesarias para la prestación del propio servicio solicitado por la persona usuaria.

    Nivel 2: se corresponde con cookies de rendimiento (anónimas) necesarias para el mantenimiento de contenidos y navegación, de las que solo es necesario informar sobre su existencia.

    Nivel 3: se corresponde con cookies gestionadas por terceros que permiten el seguimiento de la persona usuaria a través de webs de las que F.E. INDUSTRIA no es titular. Puede corresponderse con cookies donde se identifica a la persona usuaria de manera única y evidente.

    TABLA DE COOKIES UTILIZADAS
    CookieDuraciónTipoPropósitoIntrusividad
    PHPSESSID, SERVERID, Incap_ses_*_* y visid_incap_* Sesión Imprescindibles Mantener la coherencia de la navegación y optimizar el rendimiento del sitio web 1
    config 1 año Imprescindibles Guardar la configuración de cookies seleccionada por el usuario 2
    Google Analytics (_gat, _gid y _ga) 24 horas Analítica, de terceros (Google) Permitir la medición y análisis de la navegación en las páginas web 3
    Facebook (_fbp) 3 meses Terceros (Facebook) Mostrar información incrustada de la red social Facebook 3
    Twitter (eu_cn, ct0, guest_id, personalization_id) Sesión Terceros (Twitter) Mostrar información incrustada de la red social Twitter 3

    Desde los siguientes enlaces puedes consultar la política de cookies de terceros: Política de cookies de Google, Política de cookies de Facebook, Política de cookies de Twiter

  4. Deshabilitar el uso de cookies

    La persona usuaria en el momento de iniciar la navegación de la web, configuró la preferencia de cookies.

    Si en un momento posterior desea cambiarla, puede hacerlo a través de la configuración del navegador.

    Si la persona usuaria así lo desea, es posible dejar de aceptar las cookies del navegador, o dejar de aceptar las cookies de un servicio en particular.

    Todos los navegadores modernos permiten cambiar la configuración de cookies. Estos ajustes normalmente se encuentran en las Opciones o Preferencias del menú del navegador.

    La persona usuaria podrá, en cualquier momento, deshabilitar el uso de cookies en este sitio web utilizando su navegador. Hay que tener en cuenta que la configuración de cada navegador es diferente. Puede consultar el botón de ayuda o bien visitar los siguientes enlaces de cada navegador donde le indicará como hacerlo: Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari

    También existen otras herramientas de terceros, disponibles on-line, que permiten a la persona usuaria gestionar las cookies.

  5. ¿Qué ocurre al deshabilitar las cookies?

    Algunas funcionalidades y servicios pueden quedar deshabilitados, tener un comportamiento diferente al esperado o incluso que se degrade notablemente la experiencia de navegación de la persona usuaria.

  6. Actualización de la Política de cookies

    F.E. INDUSTRIA puede modificar esta política de cookies en función de exigencias legislativas, reglamentarias, o con la finalidad de adaptar dicha política a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de Datos, por ello se aconseja a la persona usuaria que la visite periódicamente.

    Cuando se produzcan cambios significativos en esta política de cookies, se comunicará a través de la web.

CCOO de Industria | 28 septiembre 2021.

María José Blazquez: "Denunciar los abusos que sufren las temporeras provoca terror porque hay muchas familias monomarentales, donde el salario de esa mujer mantiene a su familia"

  • Entrevistamos a la responsable de Mujer e Igualdad en CCOO de Industria de la Región de Murcia
  • El miedo a denunciar condiciones laborales se multiplica cuando las trabajadoras agrarias son extranjeras, migrantes, sin conocimiento del idioma

María José es licenciada en derecho, sindicalista y feminista. Lleva apenas 3 meses comoresponsable de Mujer e Igualdad en su Federación de Industria. Antes, en su centro detrabajo, creó un Comité de Empresa, donde es delegada sindical. Desde la Federación leofrecieron el puesto de responsable de Mujer e Igualdad, algo que María José ha tomadocon muchas ganas e ilusión.

17/08/2021.
María José Blazquez, Responsable de Mujer e Igualdad en la Federación de CCOO Industria de la Región de Murcia

María José Blazquez, Responsable de Mujer e Igualdad en la Federación de CCOO Industria de la Región de Murcia

¿Cómo es la situación de la Mujer Rural tras un año y medio de pandemia?

La pandemia ha sido muy dura, porque cuando hay una crisis, quien primero sale delmundo laboral es la mujer por ese rol que tenemos de cuidadoras y de protección del hogar.También en el momento en el que hay paro en otros sectores, los hombres acuden almundo rural como último recurso y las mujeres son expulsadas.

La pandemia se cebó con el empleo de las jornaleras. El 33% de quienes perdieron supuesto de trabajo en 2020 son mujeres. ¿Por qué se expulsa a las trabajadoras delsector agrario desde hace más de una década?

El sector agrario, es un sector de bajo valor añadido, con mucha precariedad, irregularidaden los contratos, inestabilidad y bajos salarios. La mano de obra de muchas campañasagrícolas siempre ha sido femenina y principalmente migrante.En 2020 la pandemia ha sido muy fuerte y la tasa de destrucción del empleo femenino hasuperado a la del masculino, como es habitual por desgracia esta exclusión se apreciadesde la crisis de 2008, donde los hombres acudieron al mundo rural, en detrimento de lasmujeres.Las mujeres vuelven al paro, al hogar y a la desconexión del mundo laboral. Muchas vecesse nos olvida el papel fundamental que las mujeres tienen en el mundo rural. También escierto, que las zonas rurales están divididas por sectores, y hay sectores muy feminizados,como el manipulado de frutas o verduras o de propagación de plantas y procesados y otrossectores más masculinizados.

El último informe que realizó el sindicato sobre la situación de la mujer en el sector agropecuario reveló que, cuando se produce una crisis y aumenta el paro en otros sectores, las mujeres se ven expulsadas de las campañas agrícolas ¿Es posiblefrenar esta tendencia?

Esta tendencia debe frenarse, pero para ello debemos participar todas en ello. Desde las medidas del Gobierno, la acción sindical, las patronales y los mismos trabajadores y trabajadoras cambiando poco a poco esos roles de cuidadoras y situaciones de desigualdadque existen en los trabajos de las mujeres agrícolas.La precariedad y la temporalidad de esta población asalariada es una lacra excesiva, porque se puede contratar cubriendo actividades discontinuas por estacionalidad y elrecurso más frecuente es la contratación temporal cuando tenemos el tipo de contrato defijo-discontinuo que no se está aplicando.

Otro factor a mejorar es la insuficiencia de la jornada laboral a tiempo parcial, cuando hayinvoluntariedad de la persona trabajadora en el sometimiento a esta jornada. Esto hace que se incremente el subempleo. Son muchas las características que tiene el sector que nofavorecen en nada a los trabajadores en general, pero a las mujeres muchísimo menos.Esperamos que con la normativa actual y los Planes de Igualdad se pueda empezar avisibilizar las desigualdades claramente hacia las mujeres en este sector, y se tomenmedidas efectivas tan necesarias para ese cambio, como el acceso al empleo, los temas deacoso, la brecha salarial o la promoción a cargos de mayor responsabilidad, hay muchotrabajo por hacer y por supuesto que se puede frenar la expulsión de mujeres en el sectoragrario.

Paradójicamente, la brecha salarial se redujo en el sector agrario. Es una de las pocas actividades del ámbito de CCOO de Industria en la que se produjo este fenómeno. Las mujeres que quedaron en el sector agrario tienen los sueldos más altos y los hombres con mejor cualificación abandonaron el campo ¿Por qué se ha generado esta situación?

Esta situación es atípica, es mas una reducción cuantitativa que cualitativa, pero tiene sus razones. Una de ellas es que en el régimen agrícola para trabajadores y trabajadoras eventuales no hay subsidio. Además, se establece un salario por campaña, que es fijo para toda la plantilla agraria. Es cierto que hay menos categorías profesionales, lo que ayuda a que la brecha salarial no sea tan grande. Los hombres suelen promocionar hacia otros trabajos con más proyección laboral. 

Creemos que esto se debería controlar más desde la Inspección de trabajo, ya que es un sector donde el SMI no se está aplicando. De hecho se denunció y ganó CCOO. Es muy difícil que haya presencia sindical en este sector, no hay grandes comités de empresa, por ello el control debe ser esencial. 

Para afianzar la población rural, es necesario visibilizar y poner en valor el trabajo que realizan las mujeres en la actividad agraria. ¿Cómo habría que hacerlo?

Lo primero es visibilizar y poner en valor el trabajo de las mujeres que ocupan el lugar que le corresponde dentro del mundo laboral, y no fuera. Y que se reconozca el papel que desempeñan en el mantenimiento, desarrollo y afianzamiento de la población en las zonas rurales. 

Que la igualdad de las mujeres en el empleo agrario pase por disminuir la temporalidad, exigiendo la contratación fija-discontinua. Y un mayor control de la economía sumergida. También la protesta y denuncia pública de cualquier caso de discriminación muy graves en estos sectores.

Un sector agrario moderno, con unas relaciones laborales normalizadas. Hacer uso del fijo-discontinuo daría estabilidad al empleo garantizando una mano de obra profesionalizada y a su vez la fijación de la población rural. 

Medidas de igualdad en todos sus términos: planes de igualdad, lenguaje inclusivo, protocolos de acoso sexual y por razón de sexo. 

Existen muchos caminos por donde se puede llegar, muchos proyectos, pero si la mujer desaparece del mundo rural, los pueblos se irán despoblando. Por ello, hay que darle mayor apoyo a la formación, cualificación y reciclaje en el mundo rural. La mujer no solo es quien mantiene el trabajo duro, sino que sin ella no hay natalidad, y sin la necesaria conciliación familiar no habría pueblo rural. Creemos que la mujer es fundamental y a la vez el valor añadido del pueblo. 

¿Cuál es la situación respecto a los abusos en los puestos más bajos del sector agrícola?

La situación respecto a los abusos a las temporeras en toda España es la misma. En la Región de Murcia también, solo que quizá aquí no ha salido tanto a la luz. Pero sí que es cierto que se comenten muchos abusos, y no solo por razón de sexo. Existe mucha discriminación hacia las mujeres en un sector donde es más feminizado, pero donde los hombres tienen mucho más poder. Y por el momento, en lugar de unirse y empoderarse, lo que prima es el silencio y aguantar. Denunciar provoca terror porque hay muchas familias monomarentales, donde el salario de esa mujer mantiene a su familia y además tiene que pagar a alguien para que se haga cargo de sus hijos o hijas, por los horarios laborales interminables. El ejemplo de lo difícil que es en este sector la sindicalización o crear comités por el miedo. Es miedo a perder el trabajo lo que te paraliza. Es miedo a no tener nada, miedo a reclamar derechos laborales, a la propia dignidad, a los mismos derechos humanos. Y no olvidemos que este miedo se multiplica cuando las trabajadoras agrarias son extranjeras, migrantes, sin conocimiento del idioma... 

Se habla mucho del cambio de modelo productivo, pero siempre desde un punto de vista desde las ciudades, ¿Cómo crees que afectará el cambio de modelo productivo en el mundo rural?

Cualquier cambio en el modelo productivo tiene que ser en el ámbito europeo, que afecta a todos los aspectos de la vida. Hay que cambiar un consumo de alimentos basado en la existencia de regiones como la nuestra, en donde la rentabilidad está basada en la explotación de la mano de obra y la naturaleza. 

Resulta urgente modernizar y reforzar las estructuras agrarias, con el fin de dinamizar el sector y el acceso a la tierra y dignificar y profesionalizar el trabajo en al agricultura. Deben ponerse las bases para un cambio estructural de la agricultura , así como en su contribución a la creación de empleo, a la vertebración del territorio, al medio ambiente, a la adaptación y mitigación del cambio climático y a los modelos sostenibles de producción de alimentos.

Cambiar el modelo de producción de alimentos para basarlo en sistemas agroecológicos, diversificados y de temporada, menos demandantes de energías fósiles e industria petroquímica. Debemos exigir al sector productivo una manera distinta de obtener alimentos, más alineado con las urgencias ambientales, sociales o laborales; pero es obligación de la política pública ofrecer las herramientas que permitan esa transición. 

Basar la rentabilidad en la explotación laboral no es admisible. De la misma manera que no se pueden externalizar los costes ambientales, tampoco los laborales. Dicho de otra manera: el reclutamiento y explotación de fuerza de trabajo inmigrante se ha convertido en la condición de posibilidad para la reproducción de un capitalismo alimentario que hace de la contención de los costes laborales uno de sus elementos básicos de competitividad.Esta crisis no se soluciona desde el capitalismo, si no se pone la vida en el centro, no es posible el cambio, las mujeres importan, las personas importan más que el capital!

Existen múltiples formas de apoyar una cadena alimentaria distinta a la que está asfixiando a la producción agraria, hay que plantear un nuevo modelo agroalimentario español, más justo, social, ambiental y económico que reconecte la producción a los mercados locales. 

Por ello, si se apuesta políticamente por un modelo sostenible y justo, todas las ayudas han de ir encaminadas a subvencionar la transición y sostenimiento de modelos basados en la agricultura familiar, y por supuesto, que otorgue a las mujeres un papel determinante.