Isabel Rodero: “Tras la crisis sanitaria, el capitalismo mostrará su peor cara”

  • Cinco preguntas con respuesta sobre el impacto del COVID en el medio ambiente y en el mercado laboral

Por el Día Internacional del Medio Ambiente entrevistamos a la responsable de Política Sindical de CCOO de Industria. En la asamblea virtual que organizó el sindicato para conmemorarlo, se reflexionó sobre la necesidad de integrar en la acción sindical la reconstrucción de la economía tras la pandemia del COVID 19. También se abordaron los grandes desafíos actuales, la desigualdad social y la lucha contra el cambio climático.

05/06/2020. CCOO de Industria
Isabel Rodero, responsable de Política Industrial de CCOO de Industria

Isabel Rodero, responsable de Política Industrial de CCOO de Industria

¿Qué os empujó a organizar un encuentro virtual el Día Mundial del Medio Ambiente?

La urgencia de los retos sindicales que afrontamos. Hoy, más que nunca, el principal impacto del sistema económico sobre el medio ambiente, el cambio climático y sus efectos globales se ha colocado en el centro del debate social, económico e industrial, y la excepcionalidad en la que vivimos nos emplaza, como sindicato, a no perder ni un segundo en poner en común las capacidades colectivas de repensar un mundo más solidario, igualitario y sostenible. 

¿Es posible una respuesta a la crisis actual sin considerar el medio ambiente?

No, categóricamente. Hay que dejar atrás un modelo económico basado en la destrucción de los recursos y equilibrios naturales, del uso intensivo de combustibles fósiles, de la privatización de la economía y su desregulación. Para Comisiones Obreras de Industria, se hace necesario repensar una política industrial para un tiempo nuevo. En este sentido estamos comprometidos con el desarrollo del Pacto Verde Europeo, el New Green Deal, que movilizará enormes recursos públicos y privados. Tenemos la responsabilidad de contribuir a que se estos recursos se orienten adecuadamente en el proceso de reconstrucción y transición post-COVID 19 con criterios de justicia social y ambiental. En este sentido, tenemos esperanza en que el recién creado Instituto para la Transición Justa sea un instrumento útil para ello. Pero, además hay que introducir conceptos distintos como la economía circular para el total aprovechamiento de los residuos o la huella hídrica para gestionar los recursos hídricos.

¿Es el COVID 19 solo una crisis sanitaria?

No, es mucho más que eso. Es el catalizador que, desencadenando una crisis sanitaria ha acelerado y sintonizado las crisis que ya existían: una crisis económica, una crisis social, una crisis ambiental y una crisis política. El COVID 19 ha convulsionado, desnudando las miserias del conjunto de las estructuras económicas y de las relaciones internacionales, nacionales y sociales, agrandando las brechas, incluidas las de género, a la vez que conmociona a la totalidad de los actores, de las instituciones y del conjunto de valores éticos y políticos.

¿Hay relación entre el neoliberalismo y esta brutal crisis económica?

La relación es total. El neoliberalismo, como teoría económica y política, es responsable directo del austericidio y de la privatización salvaje de lo público. Los gobiernos que ahorraron gastos en los últimos años recortando los servicios de salud han provocado que el impacto de la epidemia sea mucho mayor y la cifra de muertes insoportable. Ahora gastarán mucho más a causa de la epidemia. Unos ciento setenta países (de los ciento noventa y cinco que existen) tendrán un crecimiento negativo en 2020. O sea, una tragedia económica que, según las previsiones de numerosos organismos internacionales puede ser más profunda que la Gran Recesión de 1929.

¿Justifica la crisis económica relacionada con el COVID la existencia de una renta básica universal?

Sí, la justifica. El Ingreso Mínimo Vital que se acaba de aprobar es un paso muy importante hacía ese objetivo, pero no es una renta básica universal. Hay que recordar que los sindicatos estamos pidiendo, además, que este IMV se mejore y que venga acompañado de la tramitación parlamentaria de la ILP para la prestación de ingresos mínimos que presentamos hace 4 años y que venía avalada por más de 700.000 firmas.

La economía española, dependiente del turismo y la construcción y con una industria pendiente de una transformación para el cumplimiento de los objetivos tecnológicos, ambientales, etc. y mayoritariamente dependiente de multinacionales extranjeras, no es capaz de generar la cantidad y la calidad del empleo necesario para garantizar una vida digna. La profundización del paro y de la pobreza que auguran las previsiones obligan a actuar decididamente para acompañar a quien más lo necesita.

 

¿Quieres estar al día de lo que ocurre en CCOO de Industria?

Suscríbete a nuestro canal de noticias en Telegram: https://t.me//joinchat/AAAAAEeAtG4IwXm0Qhc3vg.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.