El sector agrario es el único donde cae el empleo: Catorce mil personas ocupadas menos y más de doscientas mil en paro

  • La tasa de temporalidad en el sector primario es del 64,1% y es mayor entre las mujeres

Los datos de la Encuesta de Población Activa del primer trimestre revelan que el sector agrario es el único en el que cayó el empleo durante el último año, ya que durante ese tiempo catorce mil personas dejaron de trabajar en el campo. Aunque de enero a marzo se crearon puestos de trabajo, no superaron en número a los que se registraron meses antes.

26/04/2018. CCOO de Industria
En el primer trimestre del año cayó la población activa en el campo

En el primer trimestre del año cayó la población activa en el campo

El número de personas ocupadas en el sector agrario se sitúa en 833.800. Aumentan con respecto a las que se registraron el trimestre anterior, pero fueron 17.900 personas menos de lo que lo hizo entre el cuarto trimestre de 2016 y el primero de 2017, es decir, un 42% de lo que se incrementó en el año anterior. La causa del recorte se encuentra en la caída que experimentó la producción de cítricos, olivar para el aceite y productos hortofrutícolas propios del primer trimestre del año.

Ya son 206.500 las personas en paro en el sector agrario. Su número aumenta en 7.600, un 3,8% más que entre los meses de octubre a diciembre del año pasado. En el último año el paro se redujo en 11.300 personas, un 5,19%. Este descenso es menor que el que recogió la EPA del primer trimestre de 2017. En aquellos meses, 29.700 personas encontraron trabajo, un 27,49% más que ahora.

Es el sector agrario donde menos cayó el desempleo en el último año, después del industrial. En el sector servicios encontraron trabajo 77.000 hombres y mujeres (5,54%), 21.100 en la construcción (11,98%), 11.300 en la agricultura (5,19%) y medio millar en la industria (0,30%).

Aunque el desempleo se incrementó en todos los sectores, es especialmente llamativo el crecimiento que se registró en el sector agrario, ya que se trata de un trimestre de mucha actividad. Esta situación pone de manifiesto el impacto de la sequía en producciones agrarias cuya campaña de recolección se amplía habitualmente hasta marzo.

Los datos de la EPA ponen en evidencia que disminuyó la población activa en el sector agrario durante los tres primeros meses del año. Los trabajadores y trabajadoras se marcharon a otros sectores productivos, fundamentalmente servicios y construcción.

La tasa de paro en el sector agrario se sitúa ya en el 19,8%, lo que significa un 3,11% más que la de carácter general. Con respecto al último trimestre de 2017, la tasa de desempleo agrario sube un 0,35%. Además, se registra una alta tasa de temporalidad. Ya llega al 64,1%, al aumentar un 2,5%. Es del 59,5% entre los hombres y del 68,7% entre los hombres. CCOO denuncia el fraude que se registra en la contratación de carácter temporal para actividades cíclicas en la misma época del año, porque les correspondería un contrato fijo discontinuo.

Estos datos ponen en evidencia la insensibilidad del Gobierno, que adopta unas medidas insuficientes y discriminatorias para las personas afectadas por la sequía y aprueba, para 2018, una irrelevante subida del 1,1% de los fondos públicos de los Planes de Fomento de Empleo Agrario y de Zonas Rurales Deprimidas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.