Ante la reforma de la PAC, el Gobierno debe defender que se vinculen las ayudas al empleo estable y de calidad

  • El lunes, CCOO se reúne con el Ministerio de Agricultura. El sindicato quiere una Política Agraria Común más social, feminista y comprometida con el desarrollo rural y la sostenibilidad

CCOO de Industria se reúne el 12 de noviembre, a las doce de la mañana, con el Ministerio de Agricultura, para abordar la reforma de la Política Agraria Común después de 2020. El sindicato quiere que las instituciones europeas no olviden la situación del medio millón de trabajadores y trabajadoras de las empresas agrarias, forestales, ganaderas y alimentarias. Planteará desplegar una PAC más social, que tenga en cuenta la realidad del mercado laboral del sur de Europa, con un gran número de personas asalariadas cuenta ajena y con una destacada presencia de inmigrantes.

09/11/2018. CCOO de Industria

Para esta organización es fundamental que en la futura PAC se vean reflejadas las personas asalariadas cuenta ajena. CCOO de Industria acudirá el lunes al Ministerio de Agricultura con el propósito de reclamar que se establezcan con los sindicatos de clase las mismas condiciones de interlocución que se mantienen con las organizaciones profesionales agrarias.

Para CCOO es importante que las ayudas se destinen a los verdaderos agricultores que realizan actividades agrarias y generan empleo y riqueza. Los Estados deben fomentar el relevo generacional haciendo uso de la normativa urbanística, la fiscalidad, el derecho de sucesiones y la ordenación territorial. La nueva PAC tiene que significar también, en opinión del sindicato, una oportunidad para amortiguar el despoblamiento y el envejecimiento del medio rural.

La batería de propuestas que el lunes CCOO entregará al Ministerio de Agricultura está formada por diez medidas. El sindicato pretende que el dinero público de la PAC no financie empresas que no respetan las directivas, los reglamentos comunitarios y las leyes laborales. También cree que se debe obligar a los Estados a entregar las ayudas cuando no exista fraude en la contratación y se cumplan el convenio colectivo y las normas de salud y seguridad laboral. La Política Agraria Común también debe favorecer la formación profesional con fondos específicos.

Además, CCOO rechaza el modelo actual de pagos directos, los derechos históricos y las ayudas desacopladas de la producción, porque es contrario a la producción y a la creación de empleo. El sindicato quiere una PAC feminista (igualdad en la propiedad de las tierras y en las condiciones laborales) y comprometida con la sostenibilidad (conjunción en equilibrio de los factores económicos, sociales y medioambientales) y con el desarrollo rural (que utiliza la agricultura para generar riqueza), que intervenga en la cadena alimentaria para acabar con la posición dominante de la distribución.

Por último, CCOO cree que es necesario incentivar la transparencia de las condiciones ambientales y sociales a lo largo de la cadena alimentaria y garantizar que las personas trabajadoras participen en la gobernanza de la PAC a través de sus sindicatos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.