CCOO de Industria considera que seguimos sin hacer los deberes en España, ante los cambios que se impulsan desde Europa en la nueva movilidad

  • CCOO de Industria recoge con desagrado la noticia de IVECO, aparecida en la prensa el pasado jueves 6 de febrero, donde comunica que el camión eléctrico se fabricará en la planta alemana de ULM

Aunque la compañía asegure carga de trabajo para las plantas españolas, se han olvidado del Plan Industrial firmado en 2015, pasando a ser suministradores los centros productivos de Madrid y Valladolid de la planta alemana, donde se va a desarrollar el camión eléctrico Nikola para Estados Unidos, con el agravante de no producirse la innovación en nuestro país

13/02/2020. CCOO de Industria
Camión eléctrico Nikola

Camión eléctrico Nikola

No vale de nada el esfuerzo de trabajadoras y trabajadores y de sus representantes, si después de negociar acuerdos de mantenimiento del empleo y de carga de trabajo, como únicas factorías de vehículos pesados de IVECO en Europa, no se hacen los deberes y no se invierte como país en la nueva movilidad.

Vivimos en un país donde mientras unos están preocupados en pines parentales, Venezuela o cualquier motivo de desgaste al Gobierno, otros están en sueños independentistas y otros intentando legislar, anunciando la emergencia climática como país, pero sin reunir la mesa del sector de automoción, ni unos presupuestos que comiencen a dar forma a las necesidades en el empleo, en el camino que hemos decidido recorrer hacia una movilidad sostenible.

Mientras, otros países como Alemania sí trabajan y hacen sus deberes. No solo es el grupo Volkswagen con su casa matriz en Alemania quien confirma que los vehículos eléctricos y la fabricación de baterías se hacen en el país teutón, sino que una compañía como IVECO decide fabricar su camión eléctrico en Alemania. Seguro que tiene que ver con la decisión tomada, el apoyo a la industria de automoción en su descarbonización, tanto en la región de Baden-Wüttemberg (lo que vendría a ser la Comunidad de Madrid), donde trabajan para convertirse en la región líder para la movilidad con pila de combustible y donde se comprometen inversiones que financien proyectos de I+D, junto a un núcleo importante de proveedores que trabajan en esa línea. Acompañado el Gobierno Federal con la Estrategia nacional de Hidrógeno, donde se comprometen 2.000 millones de euros, para la innovación con la que todos los expertos llaman la fuente de energía de la movilidad del futuro.

IVECO sí hace los deberes y apuesta por un futuro sin emisiones en sus vehículos, poniéndose a la cabeza en la reducción de CO2, para el transporte de carretera, con su alianza con la compañía estadounidense Nikola Motor Company. IVECO está fabricando los primeros prototipos de camiones de baterías eléctricos para mediados de 2020 y prototipos de pila de combustible para el 2021, en la planta alemana de ULM. Y todo ello sin dejar de apostar por los vehículos de gas, donde la compañía es pionera, asociándose además a Microvast, empresa líder del mercado de producción de soluciones de suministro eléctrico con baterías de alta tensión, que permitirá a la compañía fabricar paquetes de baterías en Turín y trabajar en la reducción del CO2 en los motores de combustión interna, con la adquisición de la empresa emergente especializada en este tipo de motores, Dolphin N2.

Ante la tesitura actual y la posibilidad anunciada de que las factorías españolas pasen de ser, el actual polo de fabricación de los vehículos pesados de la compañía, a centros suministradores de unidades, para el ensamblado final, con la integración del motor y las baterías en Alemania, CCOO de Industria se ha puesto en marcha para pedir reuniones con la dirección de la compañía y ver cuál es el futuro real de las plantas españolas y de sus trabajadoras y trabajadores. También se pedirán reuniones con las áreas de Gobierno de los Ayuntamiento de Madrid y Valladolid, Comunidades Autónomas de Madrid y CyL y Ministerios implicados en la Industria, innovación, Medio Ambiente y Transición Ecológica.

No nos podemos quedar hoy de brazos cruzados con la mala noticia industrial aparecida en la prensa, al igual que no lo hicimos en 2015 con la buena noticia, refrendada en un acuerdo de futuro entonces, con España siendo el polo industrial del vehículo pesado para CNHi. Entendemos, como así lo hemos reflejado, que Alemania está haciendo los deberes, y por ello pedimos que en España también se haga, porque no habrá transición justa sin empleos justos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.