El sector agrario y las personas asalariadas cuenta ajena del campo, esenciales para la economía, la garantía y la seguridad alimentaria

  • El 29 de abril se desarrolló la reunión de coordinación del sector del campo, donde se analizó su situación y, en especial, de las personas trabajadoras.

El COVID-19 ha roto muchos dogmas del liberalismo y ha propiciado que quienes son invisibles en el día a día hayan sido vitales para poder abastecer a la población de productos frescos de calidad para los ciudadanos y la industria alimentaria. Como en otras crisis el sector agrario se ha convertido en un sector estratégico de la economía de nuestro país y el mercado laboral agrario, en el refugio para personas trabajadoras asalariadas de otros sectores y países. Este colectivo ha sido y es imprescindible para garantizar que los productos del campo y la ganadería lleguen a nuestros mercados, a los ciudadanos y a la industria agroalimentaria.

04/05/2020. CCOO de Industria
.

.

De la noche a la mañana se ha puesto en valor la figura del trabajador asalariado cuenta ajena contándose por miles las solicitudes, que no ofertas concretas de empleo en los servicios públicos de empleo, de asalariados agrícolas por parte de los empresarios agrarios.

Contrasta esta situación, con los datos de la EPA del sector agrario del 1º Trimestre de 2020, donde se refleja que en el último año han abandonado el sector agrario 64.300 personas asalariadas que dejan el sector buscando empleos mejor remunerados, más estables y seguros en otros sectores productivos.

En todo momento CCOO Industria ha situado como prioridad absoluta la Salud y Seguridad de las personas más allá de las pretensiones alarmistas de las patronales superadas por la crisis sanitaria y por una visión corporativa y cortoplacista donde solo primaban sus intereses económicos.

Para CCOO de Industria es compatible, ahora y después de pasado el estado de alerta, recoger las cosechas del campo con el cumplimiento tanto de los protocolos de Seguridad y Salud del COVID-19, el Convenio Colectivo, el SMI, el contrato por escrito y abonar el salario por transferencia bancaría.

CCOO Industria ha situado en las diferentes mesas de trabajo, de diálogo, o consulta los problemas de los trabajadores; en una primera fase atendiendo las deficiencias y descoordinación en las medidas de protección de la salud de las personas, habiendo quedado en evidencia con el COVID-19 las deficiencias los Servicios de Prevención inapreciables en la mayoría explotaciones agrarias y empresas, necesitando un mayor esfuerzo y de nuestra atención sindical.

El mayor problema detectado en relación con los protocolos de Seguridad y Salud, se detectó en la fase inicial con ausencia de EPIS, que se fue superando hasta disponer las empresas de éstos. Otra fuente de conflictos y confusión se originó en el cumplimiento de las limitaciones de movilidad de las personas, bien con vehículos particulares o colectivos de las empresas.

En algunas zonas se han acogido de manera positiva las propuestas del sindicato para reorientar los autobuses escolares en transportes para las empresas del sector.

CCOO Industria, ha constatado que las explotaciones agrarias y empresas del sector, apenas se han visto afectadas por ERTES; al contrario, con carácter general las empresas ha estado produciendo a tope y la acertada intervención del sindicato ha repercutido en conquistar primas, complementos y/o retribuciones extraordinarias y proporcionales al esfuerzo realizado por las personas trabajadoras.

CCOO industria ha exigido en todas las mesas de flujos migratorios de las CCAA, la necesidad de reorientar hacia donde se tenían que hacer esfuerzos para resolver la falta de mano de obra puntual en el sector del campo. En este sentido hemos defendido y defenderemos regularizar con carácter excepcional y de manera ordenada, la situación de extranjeros en situación administrativa irregular que se hallen en nuestro país.

El sindcato globalmente ha dado la talla, estando a la altura de las circunstancias y respondiendo al reto en esta nueva y excepcional realidad, atendiendo a miles de consultas, asistiendo a multitud de foros y ERTEs donde se decidían los intereses de las personas trabajadoras.

A pesar de que nos ha intentado invisibilizar, CCOO Industria ha sido un referente para los trabajadores que debemos aprovecharlo para plantear a la ofensiva y ahora más que nunca la necesidad de afiliarse.

Debemos seguir peleando en las mesas de trabajo, de flujos migratorios de diálogo social y en las empresas por el cumplimiento del RD 13/2020 de 7 de Abril, y en especial el contrato por escrito, Aplicación salario del Convenio Colectivo o en su caso SMI 2020, abono de salario por transferencia bancaria, Alojamientos dignos y el respeto a los Protocolos de Seguridad y Salud ante el Covid-19, en especial en la movilidad al trabajo, EPIS y las distancia social.

Para CCOO-Industria estas medidas excepcionales deberían ser lo habitual, como ocurre en otros sectores productivos exigiendo al Gobierno el reforzamiento de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, con la coordinación con las distintas administraciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.