El esfuerzo tiene su recompensa: Trescientos euros para una plantilla comprometida y cada vez más segura

  • CCOO en SADA Alcalá de Guadaira se vuelca durante la emergencia sanitaria. Reduce el riesgo al contagio y consigue una gratificación para el personal

Durante las últimas semanas, las mujeres y los hombres de CCOO han dedicado todos sus esfuerzos a garantizar que, quienes trabajan en la planta que SADA tiene en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaira, lo hagan en las mejores condiciones posibles. La plantilla recibió una gratificación de trescientos euros por su compromiso y esfuerzo. Ahora más que nunca, toca afiliarse a este sindicato.

07/05/2020. CCOO de Industria

URL | Código para insertar

Cuando ya ha pasado lo peor de la pandemia sanitaria, en la sección sindical de CCOO en SADA Alcalá de Guadaira cuentan con satisfacción qué es lo que han hecho durante las últimas semanas para evitar los contagios entre la plantilla y reducir el riesgo a la infección. En el momento en el que a uno de los delegados se le pide que haga balance de lo que ha conseguido el sindicato, coge carrerilla y no para.

Cuenta Antonio Pacheco que, en la primera reunión que mantuvieron con la empresa después de que se declarara el Estado de Alarma, CCOO se propuso "implantar un protocolo de seguridad" para hacer frente al coronaviurus. El Grupo SADA está especializado en la producción avícola integrada. Se centra en la gestión total del ciclo productivo del pollo.

El sindicalista sevillano explica que, después de hacer entender a la dirección "que había que tomarse el asunto muy en serio", consiguieron implantar el teletrabajo e incrementar las tareas de limpieza. Los trabajadores y las trabajadoras de más de sesenta años pasaron a ocupar los puestos más seguros.

También se cerró la cantina, se distribuyó en varios espacios el comedor "para evitar aglomeraciones" y se prohibieron las reuniones en zonas cerradas. Por último, se facilitaron mascarillas a toda la plantilla y, allí donde no se podía cumplir la distancia mínima de seguridad de un metro y medio, se puso a disposición del personal pantallas faciales. Desde hace unas semanas la ropa de trabajo llega a la planta en bolsas individuales.

Para recompensar el esfuerzo que los trabajadores y las trabajadoras de SADA realizaron durante la pandemia, las gentes de CCOO reclamaron al responsable de Recursos Humanos de Nutreco Iberia una gratificación. Consiguieron que en la nómina de abril la plantilla de todo el grupo cobrase un incentivo de 300 euros por ir a trabajar a las instalaciones de la empresa durante la emergencia sanitaria.

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.