AECA-ITV, la única patronal del auto que se niega a negociar un protocolo de seguridad para la reapertura

  • CCOO de Industria considera una burla la actitud de quien representa a las empresas del sector. Le exigen coherencia y responsabilidad

Es inaceptable que AECA-ITV proponga al Gobierno que cambie los horarios y la formación de su personal y afirme, por otro lado, que no tiene competencias para hablar con los sindicatos de salud y seguridad por el COVID-19. CCOO de Industria y UGT FICA creen que, al negarse a negociar un protocolo, la patronal pierde la oportunidad de estar a la altura del resto de las organizaciones empresariales del sector que sí lo han hecho.

20/05/2020. CCOO de Industria
itv

itv

Los sindicatos exigirán al Gobierno central y a los autonómicos que controlen la salud, la seguridad y los derechos laborales de quienes trabajan en las ITV. Aunque la patronal debería ser ejemplar porque sus empresas realizan una laboral inspectora y representan a la Administración, los secretarios de automoción de UGT-FICA y de CCOO de Industria denuncian que, incomprensiblemente, se niega a abordar un marco general de seguridad.

Exigen coherencia y responsabilidad a la patronal de las ITV. Por un lado presenta al Gobierno un documento de propuestas con las medidas que considera “imprescindibles y fundamentales” para proteger la salud de personas usuarias y empleadas del sector y, por otro, cuando llega el momento de negociarlas con los sindicatos, asegura que “no está habilitada” para llegar a acuerdos con CCOO y UGT, ni para establecer un protocolo de protección y prevención laboral.

Dado el papel que la Constitución otorga a los sindicatos, sorprende que la patronal proponga al Gobierno modificar las condiciones de trabajo y niegue tener competencias para tratar el asunto con los legítimos representantes de las personas trabajadoras. Demuestra una ausencia total de sensibilidad ante la salud de plantillas y ciudadanía. Parece que solo le interesa “la pela”.

CCOO de Industria recuerda que la Inspección Técnica de Vehículos no es un impuesto o un trámite obligatorio más. Es la garantía de que la máquina está en condiciones para la seguridad vial y para la sostenibilidad medioambiental. En plena pandemia, también se debe impedir su extensión a la plantilla, a las personas usuarias y a la ciudadanía.

Los sindicatos entienden la desescalada como una transición hacia la nueva normalidad. Recuerdan que lo correcto sería combinar la reducción del contagio y la máxima seguridad sanitaria, con la capacidad de recuperar la economía de forma rápida y firme.

Ante esta actitud de la patronal, los sindicatos han decidido negociar de forma bilateral con grupos y empresas. Utilizarán como punto de partida el protocolo que han elaborado y, allí donde se mantenga la posición de no negociar, tratarán de que se cumpla la legalidad a través de sus delegados y delegadas, que ya tienen el documento que recoge las medidas obligatorias a cumplir en las ITV.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.