Los cortes de carretera y la quema de neumáticos avivan las protestas de #AlcoaNoSeCierra

  • La última acción del comité provocó una enorme humareda y cortó el tráfico cerca de Viveiro. La plantilla quiere trabajar en la industria de la comarca

Esta mañana se han vuelto a ver neumáticos ardiendo en las carreteras que recorren la comarca de A Mariña (Lugo). La imagen se repite. Las llamas que se han convertido en el símbolo de la lucha de quienes trabajan en Alcoa San Cibrao, afectaron a la autovía AG-64 a su paso por la bifurcación de Viveiro. Tratan de visibilizar el conflicto y de encender conciencias. De las decisiones de la multinacional, del Gobierno y de la Xunta de Galicia depende el futuro de mil familias que perderán su sustento si el cierre se confirma. 

12/06/2020. CCOO de Industria
La plantilla de Alcoa cortó la AG-64 a su paso por Viveiro

La plantilla de Alcoa cortó la AG-64 a su paso por Viveiro

La ciudadanía de la comarca lucense de A Mariña (Lugo) se moviliza estos días para evitar que una factoría con cuatro décadas de historia eche la persiana. Defienden que en España se siga fabricando aluminio. Esta mañana, una multitud de trabajadores de la planta de Alcoa San Cibrao cortó la autovía que comunica Ferrol con Villalba y provocaron retenciones de vehículos a la altura de Viveiro. Pintaron sus reivindicaciones en el asfalto y gritaron "La Mariña se salva luchando" y "Energía, solución".

Volvieron a exigir al Gobierno un Estatuto Electrointensivo y a protestar por la actitud de una multinacional insaciable que en los últimos años ha vendido las plantas hermanas de Amorebieta, Alicante, Avilés y A Coruña.

CCOO en Alcoa San Cibrao reclama la intervención pública; un marco energético estable que permita competir a la industria del aluminio; el mantenimiento de la totalidad de los puestos de trabajo; que el 100% de las cubas siga funcionando y un compromiso de inversiones que garantice el futuro.

Mil empleos en juego

El 28 de mayo la compañía puso en su punto de mira a la única factoría que le quedaba en España, la que tiene en el municipio gallego de San Ciprao. Comunicó al comité de empresa y a los sindicatos su intención de apagar las cubas y acabar con algo más de quinientos empleos. Mil personas perderán su puesto de trabajo si se suma a la industria auxiliar. La otra mitad de las instalaciones de Alcoa, la que se dedica a la alúmina, seguiría abierta de momento, con otro medio millar de personas en nómina.

CCOO de Industria rechazó la decisión de Alcoa desde el minuto número uno y, enseguida, comenzaron los cortes de carretera y las manifestaciones. Han pasado dos semanas desde que se conoció el cierre y la ciudadanía se ha unido a la lucha de unos trabajadores y trabajadoras que quieren seguir viviendo de la industria.

El sindicato exige medidas efectivas que eviten la destrucción de empleo. Sabe que urge evitar el desmantelamiento del tejido productivo. Para conseguirlo, reclama la inmediata aprobación del Estatuto Electrointensivo y medidas complementarias hasta que llegue la ansiada transición justa.

 

¿Quieres estar al día de lo que ocurre en CCOO de Industria?

Suscríbete a nuestro canal de noticias en Telegram: https://t.me//joinchat/AAAAAEeAtG4IwXm0Qhc3vg.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.