Las baterías de plomo, una industria importante y necesaria que no hay que dejar morir hasta que surjan alternativas

  • La Comisión Europea decidirá este año si permite que se sigan fabricando. CCOO recuerda que en España se producen en Exide Tudor y en Clarios. Emplean a 2.500 personas en las plantas de Guadalajara, Ciudad Real, Zaragoza, Alicante y Burgos

2.500 personas fabrican baterías de plomo en España y veinte mil en Europa. Son un elemento esencial en los vehículos, en los hospitales, en los equipos de telecomunicaciones y en las infraestructuras de internet. La Comisión Europea decidirá antes de que acabe el año si permite su fabricación. Si no lo hace, cerrará la industria que las produce. CCOO ya ha advertido de lo que podría ocurrir al Ministerio de Industria, al Congreso, al Europarlamento y al sindicalismo europeo. Sabe que si no se fabrican aquí, lo harán en otros países y en peores condiciones.

25/06/2020. CCOO de Industria
Imagen de Bruce Emmerling en Pixabay

Imagen de Bruce Emmerling en Pixabay

La Comisión Europea ya permitió en 2003 que siguieran fabricándose baterías de plomo en el viejo continente. Durante los próximos meses debe conceder (o no) una nueva exención. CCOO de Industria se ha puesto en contacto esta semana con el secretario general de Industria, con las y los miembros de la comisión de industria del Congreso y con quienes llevan estos temas en el Europarlamento. Les ha informado de cuál es la situación que urge solucionar y se ha mostrado dispuesto a mantener un encuentro en el que ampliar la información.

En la carta que les ha hecho llegar el sindicato, asegura que las baterías, en España y en Europa, no solo son relevantes hoy, también lo serán en el futuro. CCOO de Industria no podría entender que, en lugar de desarrollar una legislación que protegiera el empleo y el medio ambiente, “se produjeran perjuicios irreparables” para un sector económico y para sus puestos de trabajo. Si finalmente se prohíbe su fabricación en Europa, advierte, “lejos de conseguir la pretendida protección de nuestro entorno”, lo único que se conseguirá es trasladar las actividades industriales a otras localizaciones “en las que no se tiene en cuenta esta protección”.

Exide Tudor y Clarios, antigua Johnson Controls, son las únicas empresas que fabrican en España baterías de plomo. Tienen centros productivos en Azuqueca de Henares (Guadalajara); Manzanares (Ciudad Real), La Cartuja (Zaragoza), Guardamar del Segura (Alicante), Ibi (Alicante) y Burgos. Juntas emplean a 2.500 trabajadores y trabajadoras, que podrían perder su empleo si la Comisión Europea no les permite mantener la actividad.

CCOO de Industria entiende que todas las baterías utilizan sustancias tóxicas, pero tiene la seguridad de que si se manejan correctamente no hay ningún riesgo para la salud y la seguridad de las plantillas. Al sindicato le parece fundamental que, cuando se revise el marco legislativo, se tengan en cuenta las consecuencias socioeconómicas de cada decisión, para proteger la competitividad y el empleo de la Unión Europea. De la crisis del Covid-19 ha aprendido que la política industrial de la Comisión se debe centrar en mantener la fabricación de bienes que son esenciales.

¿Quieres estar al día de lo que ocurre en CCOO de Industria?

Suscríbete a nuestro canal de noticias en Telegram: https://t.me/BDIndustria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.