Los mataderos de aves y conejos vivirán un otoño caliente: Huelga el 13 y el 14 de octubre

  • La negativa de la patronal a firmar un convenio de transición con un salario decente, lleva a CCOO de Industria y a UGT FICA a movilizar a las plantillas de todo el sector

Viene un otoño caliente a los mataderos de aves y conejos. 11.500 trabajadoras y trabajadoras están convocados a participar en la huelga que, a mediados de octubre, CCOO de Industria y UGT FICA convocarán en las doscientas empresas del sector. La patronal rechaza firmar un convenio de transición y se niega a que las plantillas que fueron esenciales durante la pandemia recuperen su poder adquisitivo. Tienen el sueldo congelado desde hace dos años, quienes fueron héroes durante la emergencia sanitaria.

08/09/2020. CCOO de Industria
Si la patronal no cambia de actitud, la protesta continuará en noviembre y diciembre

Si la patronal no cambia de actitud, la protesta continuará en noviembre y diciembre

El encuentro que ayer mantuvo la comisión negociadora del Convenio Estatal de Mataderos de Aves y Conejos no consiguió su objetivo. CCOO de Industria acudió a la reunión con la intención de alcanzar un acuerdo pero, lamentablemente, fue imposible. Sindicatos y patronal no consiguieron acercar posturas sobre el contenido del documento que durante los próximos años regulará las condiciones laborales de 11.500 trabajadores y trabajadoras. El convenio que está en vigor caducó en diciembre de 2018.

Los dos sindicatos mayoritarios decidieron convocar huelga sectorial el 13 y el 14 de octubre, ante la negativa de la patronal a firmar un convenio de transición que deje a un lado las grandes aspiraciones sindicales y empresariales; evite el conflicto e incluya una subida salarial razonable en línea con el último Acuerdo Estatal de Negociación Colectiva (AENC). Si la propuesta sindical salía adelante, las plantillas dejarían de perder poder adquisitivo y se daría tranquilidad al sector mientras se superaba la emergencia sanitaria. CCOO de Industria y UGT FICA advierten de que, si Propollo mantiene su cerrazón, las protestas continuarán en los meses de noviembre y diciembre.

Poco tiene que ver la propuesta de convenio que el empresariado puso ayer sobre la mesa de negociación, con la que planteó a principios de año. Propollo insiste en eliminar la antigüedad, quiere aumentar la flexibilidad y plantea rebajar a la mitad el incremento salarial que propuso antes de que llegara el Covid-19. También, se niega a introducir en el convenio de mataderos de aves y conejos cualquier medida que resuelva uno de los grandes problemas que tiene el sector: los elevados índices de subcontratación. En las empresas proliferan las subcontratas que, aunque realizan el mismo tipo de trabajo que en la principal, aplican condiciones laborales y salariales por debajo del convenio sectorial.

Propollo justificó ayer la actitud que mantuvo en la mesa de negociación utilizando el argumento de que la producción es ahora menor por la caída del turismo. También afirmó que aumentaron sus costes por la implantación de medidas en las empresas para prevenir los contagios. CCOO de Industria no comparte ese punto de vista. El sindicato sabe que la venta de pollo resiste, porque se consume más en el hogar que en la restauración. Confirma esta tesis el hecho de que, durante la pandemia, los mataderos no presentaron expedientes de regulación temporal de empleo.

¿Quieres estar al día de lo que ocurre en CCOO de Industria?

Suscríbete a nuestro canal de noticias en Telegram: https://t.me/BDIndustria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.