Las personas que trabajan en el campo deben recibir los salarios y la protección adecuada

    El sindicato lamenta la falta de interlocución con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y denuncia que siguen bloqueados más de 20 convenios colectivos del campo donde las patronales se niegan a adaptarlos al SMI

    07/04/2020. CCOO de Industria
    campo

    campo

    Las medidas tomadas que tienen como objetivo recoger las cosechas para garantizar el abastecimiento de los mercados, requieren que se incentive que la mano de obra esté formada en su mayoría por personas que residan en el entorno de las explotaciones agrarias. Esto resulta esencial, para hacerlo compatible con la necesidad de reducir la movilidad, dada la situación sanitaria en la que nos encontramos. 

    Consideramos un avance, que habría de normalizarse y generalizarse en el sector, exigir contratos por escrito, el pago de salarios mediante transferencia bancaria y el cumplimiento del convenio colectivo garantizando el SMI 2020. Además seguimos exigiendo la tramitación del alta automática en la Seguridad Social a través de herramientas digitales, para evitar fraudes.

    Entendemos que es adecuado ofrecer un trabajo en el sector a miles de personas que en otros momentos estuvieron y abandonaron el trabajo en el campo para desarrollar su actividad en otros sectores, hoy paralizados. Para ello es necesario dignificar el trabajo en el sector del campo y garantizar condiciones dignas.

    Por eso denunciamos la situación de bloqueo de más de veinte convenios colectivos, que siguen pagando a sus plantillas salarios por debajo del SMI 2020, como sucede en algunas provincias de Andalucía, Murcia, País Valencià, Aragón, Castilla y León, Castilla la Mancha, Cataluña y Extremadura.

    La compatibilidad de seguir percibiendo subsidios o prestaciones junto con el salario de manera excepcional y por tanto mejorar los ingresos familiares, no puede ser la excusa para seguir manteniendo salarios precarios en un sector de primera necesidad y estratégico para el país.

    Hemos compartido junto con las organizaciones empresariales las movilizaciones en el sector, reivindicando la necesidad de garantizar precios dignos para los productos del campo. Esta demanda de precios dignos, si no está precedida por salarios dignos, pierde toda legitimidad.

    Somos favorables al aumento del tiempo de ocupación para aquellas personas inmigrantes que se les prorrogará su contrato de trabajo, pero creemos que se ha perdido la ocasión de llevar a cabo la inclusión social de miles de personas que viven junto con nosotros en situación irregular y que en muchos casos ya conocen el trabajo en el campo, porque lo han realizado o lo siguen realizando en la economía sumergida y en condiciones de precariedad denunciadas, incluso, por organismos internacionales.

    Pedimos que se garanticen las medidas de protección contra el COVID 19 de todas las personas trabajadoras, disponiendo de equipos de protección individual (mascarillas, guantes, etc.), así como las medidas de protección colectivas, tanto en la movilidad al puesto de trabajo, como en comedores, trabajos en almacenes y en los tajos. No podemos olvidarnos de la puesta a disposición de alojamientos en condiciones de higiene y salubridad óptimas, más aún en esta situación de excepcionalidad que vivimos a causa de la crisis sanitaria.

    Por último, exigimos la coordinación de las administraciones públicas que se dedican a la gestión de las contrataciones (SEPE, Delegaciones o Subdelegaciones de Gobierno) con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, así como la interlocución continua entre el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación, las organizaciones empresariales y los sindicatos representativos en el sector.

     

    Madrid, 7 de abril de 2020

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.