Aprobada la estrategia para el desarrollo de la industria en nuestro país

  • Durante la mañana de hoy día 12, el Consejo federal de CCOO de industria ha debatido y aprobado por unanimidad el plan de acción para el desarrollo de una agenda social e industrial. Para la organización, es muy urgente colocar como prioridad para esta legislatura, la reactivación del sector para reforzar el tejido industrial y el empleo en nuestro país.

 

 

12/11/2019. CCOO de Industria
Consejo federal CCOO de Industria

Consejo federal CCOO de Industria

A pesar de que los resultados electorales no despejan las incertidumbres que han venido acompañadas de la falta de estabilidad política, desde CCOO de Industria se apuesta porque el próximo parlamento adquiera un compromiso de estado que permita reforzar el tejido industrial y, por ende, el empleo en nuestro país.

Es preciso evitar que la política laboral en su conjunto, y la industrial en particular, se siga situando al margen de las prioridades políticas y se ponga al servicio de la sociedad. Ante la urgente necesidad de la configuración de un gobierno progresista lo suficientemente estable, y con un apoyo parlamentario que permita atender las debilidades de la economía, la industria y la sociedad española, desde CCOO de Industria se vuelve a incidir en los objetivos necesarios para fortalecer la industria.

Es urgente definir una estrategia industrial ambiciosa y con objetivos claros. Si España quiere ser una potencia manufacturera y competir con los países de nuestro entorno necesita una auténtica política industrial. Para el Gobierno debe ser una prioridad de la agenda política, incorporando a todas las partes implicadas en su desarrollo y al conjunto de la sociedad, porque es la industria la que contribuye al mantenimiento del Estado del Bienestar.

Para CCOO de Industria el acelerado cambio que se deriva del proceso de digitalización y el desarrollo de la Industria 4.0, debe tener un tratamiento prioritario que garantice la sostenibilidad económica y social. Del mismo modo, urge abordar la obligada transición energética y los compromisos medioambientales porque la industria se enfrenta a retos muy importantes, con repercusiones económicas, comerciales y sociales.

CCOO de Industria recuerda que hace falta aumentar la inversión pública y reorientarla hacia la mejora de la calidad y el contenido tecnológico de la producción. Las empresas también deben hacer esfuerzos en inversiones productivas para acercarse al nivel de los países del entorno. La base de este proceso reside en una apuesta clara por la inversión en infraestructuras tecnológicas y físicas; por inversiones en I+D+i y por productos de intensidad tecnológica alta. Un nuevo modelo que incorpore los cambios tecnológicos.

También resulta prioritaria una política energética que apueste por una transición justa que incentive energías renovables y respetuosas con el medio ambiente, que garantice costes competitivos para la industria española y que erradique la pobreza energética, garantizando el empleo en el sector y evitando la perdida de tejido industrial. Unos procesos productivos orientados hacia una economía circular.

CCOO de Industria reclama que se realice un giro radical en las políticas de empleo, en cantidad y calidad. Sobre todo, en el marco de las condiciones laborales. Un sistema educativo involucrado tanto con las necesidades formativas en la empresa, como con las políticas de igualdad y género. Un sistema que apueste por la cualificación y formación, atendiendo a las necesidades tecnológicas que demandarán los sectores industriales.

Reclamamos, por tanto, un papel preponderante para el conjunto de las políticas sociales.

Volvemos a reiterar la urgencia de configurar un Pacto de Estado por la Industria entre todos los grupos parlamentarios, y una nueva Ley de Industria que incorpore los continuos cambios que se producen en el sector. CCOO de Industria insiste en que el futuro pasa por acometer un proyecto integral en el que el papel del Estado y de las instituciones sea más relevante para erradicar la precariedad, cohesionar la sociedad, superar barreras culturales y vencer la resistencia al cambio.

Aumentar la inversión pública y reorientarla hacia la mejora de la calidad y el contenido tecnológico de la producción. Un sector industrial diversificado con presencia creciente de sectores de futuro, con programas que incorporen compromisos concretos y evaluables para preservar el tejido productivo y la competitividad de la industria. En definitiva, con desarrollos vinculados a la cohesión social y territorial, dirigidos a evitar la despoblación e impulsar el desarrollo rural. Para lo que se requiere una coordinación interministerial que lo pueda facilitar y donde los interlocutores sociales tenemos mucho que aportar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.