En el auto se arrancan a fabricar mascarillas

  • Lo que ocurre en SEAT, Renault o Adient demuestra que la industria automovilística puede ponerse al servicio del sector sanitario

D la planta de SEAT Martorell saldrán a diario diez mil mascarillas para pacientes y cuarenta destinadas al personal sanitario que trabaja en las unidades de cuidados intensivos. Lo que ocurre en SEAT es un ejemplo de cómo las plantillas de la industria del auto tratan de atender el llamamiento del personal sanitario que necesita material. En Renault y Adient también se han gestado proyectos similares.

23/03/2020. CCOO de Industria
Prototipo de una de las mascarillas que podrían fabricarse en SEAT

Prototipo de una de las mascarillas que podrían fabricarse en SEAT

Una mascarilla destinada al personal sanitario que trabaja en la UCI y otra más sencilla para pacientes. Esos son los dos productos que se empezarán fabricar en las instalaciones de SEAT con impresoras 3D. Las más complejas se harán con filtros homologados y poliamida, un material resistente que aguanta las altas temperaturas y que se puede reutilizar.

Según lo explica Rafa Guerrero, responsable de CCOO en SEAT, de las segundas se fabricarán diez mil unidades al día y de las primeras treinta o cuarenta, porque solo hay una impresora en la fábrica que trabaje con este material. En la confección de las piezas más sencillas también participará la plantilla de Pronovias.

El sindicalista relata que fue a finales de la semana pasada cuando un grupo de trabajadores de diferentes áreas, entre las que están las de logística, mantenimiento y el CPD de SEAT, tuvo la idea de fabricar mascarillas al conocer la escasez de material que había en los centros hospitalarios. Tras recibir el visto bueno de la empresa y el impulso de CCOO, se puso manos a la obra el sábado y el domingo.

Desde entonces, y tras coordinarse con el personal sanitario, en el centro de prototipos y desarrollo de la compañía se ha trabajado en diferentes proyectos hasta llegar hasta aquí. “Su objetivo era conseguir que las mascarillas fueran útiles”. Para conseguirlo, han contado con los materiales que habitualmente se emplean para fabricar alguno de los componentes que llevan los vehículos SEAT.

Si finalmente la producción de las dos mascarillas se pone en marcha, no será necesario que trabaje mucho personal en las instalaciones. Se trata de procesos “muy automatizados”, explica el secretario general de CCOO en SEAT, que implican a pocos trabajadores y trabajadoras. Lo único que se pretendía era dotar al personal sanitario y a pacientes de equipos de protección individual.

Con ingenio y creatividad

La plantilla de SEAT no es la única que se ha embarcado en esta aventura. En Renault Valladolid medio centenar de trabajadores y trabajadoras también ha puesto a funcionar su ingenio y creatividad para ayudar a la sociedad. Se han propuesto fabricar máscaras para hospitales y residencias de ancianos en impresoras 3D y colaboran con un grupo nacional para diseñar respiradores.

En Adient Alagón, que habitualmente produce estructuras y componentes metálicos de asientos para los fabricantes de auto, su plantilla tiene en estos momentos cuatro impresoras trabajando para hacer viseras para máscaras que distribuirá en hospitales y a las personas que las puedan necesitar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.